ESTO ES, ME PARECE A MÍ, UN ROBO. ¿CÓMO ES QUE TIGO DEJA QUE PASE ESTO?

ESTO ES, ME PARECE A MÍ, UN ROBO. ¿CÓMO ES QUE TIGO DEJA QUE PASE ESTO?

Miguel Chiquejno es uno de los líderes de la comunidad Ayoreo “Punta”, asentada el distrito de Carmelo Peralta en Alto Paraguay. Nos pidió que le ayudemos a hacer notar un inconveniente actual por el que atraviesan los Ayoreo de aquella región.

Aclara que esta situación afecta a los Ayoreo de las 10 comunidades que actualmente se asientan en las tierra comunitarias de Puerto María Auxiliadora. También que, con su testimonio, busca romper con el miedo que tienen sus paisanos de contar este problema.

Su denuncia hace referencia a lo que él considera es un robo a partir de la apropiación de parte de los fondos enviados por el gobierno para los Ayoreo por parte de las agencias de pago de billetera Tigo en Carmelo Peralta, al igual que en algunos comercios en dicho distrito:

La situación aquí en las comunidades indígenas Ayoreo de Puerto María Auxiliadora es difícil. Apenas cobramos los programas del gobierno y resulta que, aquí, la gente que paga el dinero de la billetera tigo nos quita plata porque no nos dan todo el dinero que nos corresponde o nos sacan un 50.000 guaraníes.

Aquí algunos Ayoreo recibimos los subsidios del gobierno en nuestra billetera del teléfono y, cuando nos vamos apara cobrar, nos pagan una parte en guaraní y otra parte en real. Nos dicen que si no agarramos guaraní con real no vamos a cobrar. Lo que pasa es que si agarramos el real que nos dan y vamos a cambiarlo nos queda solo la mitad del dinero. Esto es, me parece a mí, un robo. ¿Cómo es que tigo deja que pase esto? Yo no sé si ellos tienen control de cómo trabaja la gente que hace los giros de ellos. También quisiera saber si esto es legal o no.

Esta semana unos cuantos fuimos para comprar en un almacén de acá de Carmelo Peralta y un 50.000 ya dejaron de nosotros. Entonces yo creo que es importante aclarar todo esto porque si es así demasiada plata ya nos quitan otra vez a nosotros, porque ellos trabajan así con esa billetera tigo.

El lunes  dieron 125.000 guaraníes y 50 reales, como si ese fuese 100.000 guaraníes, entonces aquí es donde no se completa porque 50 reales no es esa cantidad. Se sabe muy bien el real bajo mucho y esos 50 reales es 50 mil guaraníes nomás. Pero si los hombres y las mujeres ayoreo no aceptan así, entonces no pagan. Yo creo que robaron 50.000 guaraníes de cada beneficiario.

Ese descuento de las despensas también es de la billetera tigo, nos descuentan los 50.000 guaraníes.

Hay tres locales acá en Carmelo que se tiene para cobrar los giros, los que nosotros conocemos. Uno es el local del concejal departamental y hace esto que estoy contando, el señor Ricardí Duarte, que tiene para hacer los giros. A mí me duele mucho porque el debería ayudar en este momento a los Ayoreo, porque él tiene más plata que nosotros, además tiene almacén y hospedaje y no le falta tanto como a nosotros. El otro local es del señor Antonio, que se le conoce más por su apodo “Timi”, allí también se paga giros, es ese surtidor que está aquí cerca de nuestra comunidad, el surtidor del río. El otro lugar es ese que se llama Arturo, pero no es ese hospedaje Arturito, el señor se llama así, Arturo, pero no conozco su apellido, es el que tiene un local frente al atracadero del barco Aquidabán. Pero todos ellos hacen como hace el señor Ricardí.

Esto quiero que pongas como denuncia. Tengo que asumir yo la responsabilidad de mis palabras, pero tienen que saber cómo nos pasa por acá.”

Imagen ilustrativa: Un grupo de hombres y mujeres ayoreo, en su mayoría adultos mayores, conversan a la sombra en la comunidad Nueva Esperanza de Puerto María Auxiliadora. Fotografía tomada en noviembre de 2019