¿Quiénes somos?

NUESTRA RESPUESTA

Iniciativa Amotocodie nace impulsada por la expansión acelerada de las fronteras de nuestra civilización occidental en el Norte del Chaco Paraguayo, y la amenaza concreta que ello significa, tanto para los grupos Ayoreo que aún se mantienen sin contacto, como para los aún extensos bosques con los cuales conviven. Los procesos que afectan a estos grupos aislados que hasta hoy se sustraen a todo contacto con la sociedad moderna envolvente, forman a su vez parte de los procesos históricos que afectan al Pueblo Ayoreo en su totalidad, y al mismo tiempo a todas las demás etnias chaqueñas.

La casi totalidad de los Ayoreo de Paraguay fueron contactados a la fuerza y deportados a lugares fuera de sus extensos territorios ancestrales entre, 1959 y 1987. Son más de 2000 Ayoreo integrantes de la etnia que hoy viven sedentarizados en 13 asentamientos. Su modo y su camino cultural de vida se ve crecientemente marcado y obstaculizado por el modelo de vida de la sociedad envolvente, la que sin embargo apenas le cede un espacio marginal, insuficiente para poder discernir y reorientar su camino al futuro.

El trabajo de Iniciativa Amotocodie consiste en el acompañamiento – desde “afuera” y desde la distancia – de los grupos Ayoreo del monte sin contacto, y en la protección de sus derechos de vida y de autodeterminación, y se extiende también a la protección de la integridad de su hábitat ambiental, cultural y espiritual.

El acompañamiento por parte de Iniciativa Amotocodie se ubica a la vez en el contexto más amplio de todo el Pueblo Ayoreo en el Paraguay y de su organización representativa, la UNAP (Unión de Nativos Ayoreo del Paraguay). Partiendo de una creciente conciencia crítica de la historia de injusticia, manipulación y despojo que ha vivido, y del impacto negativo del modelo de desarrollo de la sociedad envolvente, el pueblo Ayoreo está mirando hacia un futuro donde la recuperación de lo propio, tanto de los territorios perdidos como de su modelo de vida ancestral, comienza a cobrar sentido.

Consciente de la gran relevancia y actualidad del modelo de vida de los Ayoreo del monte, Iniciativa Amotocodie propone también un proceso de aprendizaje intercultural, al replantear la relación con el “otro diferente” y al efectivizar el potencial de aportes para la humanidad del futuro, contenidos en la cultura de vida Ayoreo aún plenamente vivida por los grupos del monte. El objetivo fundamental no es la eventual integración de los grupos del monte en nuestro mundo moderno, sino una integración mutua entre ambos mundos, el mundo de la vida del monte y el moderno, que garantice no solo la sobrevivencia material de los grupos sin contacto, sino la sobrevivencia y vitalidad del significado y aporte de su modelo de vida a la humanidad moderna y del futuro.

La acción de Iniciativa Amotocodie incorpora a su horizonte la presencia y el precedente en nuestro mundo y nuestro tiempo, de grupos también indígenas, pero que aún se sustraen, por el momento, al proceso de globalización, manteniendo un grado virtualmente perfecto de autodeterminación y autosostenibilidad y gozando de una seguridad alimentaria en un grado muy alto, y autogestionado. Son reivindicaciones que las demás etnias indígenas buscan concretar en sus propias luchas, y para las cuales pueden recibir estímulos importantes desde los grupos del monte.
Además, para el resto del pueblo Ayoreo en general y para las demás etnias, los grupos del monte dan testimonio de un paradigma de relación con la naturaleza que todos los pueblos indígenas practicaron también, pero que tuvieron que abandonar a la fuerza. Este paradigma sirve para la reflexión vital de la propia historia de esas etnias, y de fuente de inspiración para la búsqueda de alternativas de sobrevivencia y futuro.

OBJETIVOS

1

Crear condiciones que garanticen la integridad y la sobrevivencia y vitalidad física, espiritual y cultural de los grupos sin contacto, y el respeto a su derecho de autodeterminación y al libre ejercicio de su protagonismo necesario para la humanidad toda, antes y después de una futura situación de contacto directo.

2

Lograr la protección de la integridad del hábitat medio ambiente de los territorios, tanto de los que están en uso por parte de los grupos sin contacto, como de la totalidad de los territorios del Pueblo Ayoreo en el Norte del Chaco, privilegiando como vía la recuperación del dominio sobre los territorios de los cuales fue despojada la etnia, y su titulación a nombre de los Ayoreo.

3

Buscar el Fortalecimiento cultural del Pueblo Ayoreo, a través de la promoción de una auto-comprensión de su proceso histórico, a través de su reconexión con sus territorios ancestrales, a través de la elaboración de proyectos de vida futura que garanticen una convivialidad sustentable tanto con la población circundante como con los recursos de la naturaleza de sus territorios, y a través de la recuperación del protagonismo que le corresponde tanto en su vida y futuro como etnia, en su espacio vivencial y en el seno de la humanidad.

4

Lograr un protagonismo y una participación consciente por parte del Pueblo Ayoreo en Paraguay, en los procesos de desarrollo que amenazan la integridad del hábitat medio ambiente y la integridad física y la sobrevivencia. Donde sea posible, buscar atenuar o anular los efectos de tales procesos, o transformarlos en procesos favorables.

5

Fomentar la integración mutua de todos los sectores involucrados en tales procesos, respetando la diversidad de cada uno y el protagonismo que le corresponde. Para ello, privilegiar donde sea posible la vía del diálogo y la mediación entre intereses contradictorios y antagónicos.

6

Promover la comprensión del significado de la presencia de los grupos silvícolas sin contacto y de la diversidad que aportan a nuestro mundo actual. Desarrollar el potencial de enseñanza de la cultura del monte y de la cultura Ayoreo en su conjunto, para nuestras sociedades modernas. Inspirados en el mencionado potencial, encaminar estímulos para la reflexión y el aprendizaje dirigidos a las sociedades modernas no- indígenas.

NUESTROS MIEMBROS

Equipo Operativo

Miguel Lovera
Luis María de la Cruz
Miguel Ángel Alarcón
Jieun Kang
Andrea Ruíz
Juan Araujo
William López

Miembros del Consejo Directivo

Miguel Lovera
Luis María de la Cruz
Gregorio Daniel Gómez

Miembros de la Asamblea

Beate Lerhner
Benno Glauser
Bernardo Fischermann
Daniel Gómez Olazar
Giovanna Guggiari
Gregorio Gómez
Irma Penner
Jieun Kang
Jose Antonio Elizeche
Marco Todisco
Marcos Glauser
Maria Elena Chamorro
Luis Maria de la Cruz
Benno Glauser
Miguel Angel Alarcón Bobadilla
Milner Alarcón
Teresa Vargas Riveros
Verena Friesen
Nora Mongelos
Eddie Antonio Ramírez Osorio

Colaboradores Externos

Daniel Gómez
Manuel Glauser
María Elena Chamorro
Trabajo de Campo

Silvia González
Juan León
Juan Bautista Rivarola
Asesor Jurídico

Mario Ariel Alarcón
Técnico Edición Programa de Radio

Bernd Fischermann
Volker von Bremen
Benno Glauser
Asesoramiento Antropológico y Organizacional

Daryel Rodríguez
Voluntario (Diseño Gráfico)

Ever Barreto
Sitio Web

ACTIVIDADES EN CURSO

  • monitoreo permanente de las zonas habitadas por los grupos sin contacto en todo el Norte del Chaco
  • apoyar y acompañar la preservación, la recuperación, la documentación oral, la circulación oral interna y la reelaboración/reformulación de los conocimientos sobre la naturaleza, el proceso histórico colectivo y el uso de los territorios
    • reestablecimiento del vínculo con los territorios perdidos
    • comprensión y recuperación de la historia propia
    • búsqueda de pautas de convivencia futura con los territorios
  • acompañamiento y apoyo a las organizaciones y referentes para la defensa de sus territorios y salvaguardar los derechos humanos ante los megaproyectos implementados en su territorio
  • abrir una comunicación continua, ágil y abierta al mundo, permitiendo la sistemática transmisión de las situaciones de las cuales IA es testigo