Intervención fiscal confirma desmonte en territorio ayoreo

Intervención fiscal confirma desmonte en territorio ayoreo

Por Julio Benegas Vidalet y Jana Brunner. Fuente: Periódico E’a En el Chaco. Son las tierras con una orden judicial de no innovar. Y que fueran vendidas, ilegal e inconstitucionalmente, por el ex jefe del Indi, Rubén Quesnel en noviembre del 2012.

Son las tierras con una orden judicial de no innovar. Y que fueran vendidas, ilegal e inconstitucionalmente, por el ex jefe del Indi, Rubén Quesnel en noviembre del 2012. Por Julio Benegas y Jana Brunner.

Desmonte completo en alrededor de 1.000 hectáreas de territorio ayoreo.
Es un desmonte completo de alrededor de 1.000 hectáreas, con apertura de picada y recientes quemas. La intervención a cargo del fiscal Andrés Arriola no pudo llegar hasta la comunidad ayoreo Cuyabia porque el camino presentaba fangales profundos. La delegación se internó a través de la estancia colindante, la que sería la responsable del reciente desmonte constatado. Cuyabia se encuentra a unos 150 kilómetros de Mcal. Estigarribia. El camino por el cual se llega atraviesa un pequeño destacamento militar, Teniente Pico, con una bandera paraguaya y una casa maltrecha, sin comunicación. Al encontrarse con el tercer e insalvable obstáculo para llegar a la comunidad indígena, el fiscal resolvió ingresar por la estancia El Molino. Tenía una orden de allanamiento de este lugar. Al término del terreno, con sus alambradas, el fiscal nada raro observó. Cuando se preparaba para cerrar acta, el abogado Maximiliano Mendieta y la delegación que lo acompañaba advirtieron que se estaba en uno de los puntos denunciados por la comunidad como deforestados. Detrás de uno de los linderos, arropados de follaje y pastizales, la delegación se encontró con la evidencia plena. Imponente. Los árboles completamente talados en un radio de 1.000 hectáreas, aproximadamente. El fiscal se subió encima de un samu’u echado para observar mejor el escenario devastado. Tuvo que reabrir el acta y, con el técnico forestal, precisar el punto en el que se encontraron con tamaña evidencia. El fiscal Andrés Arriola observa una evidencia con la que esperaba no encontrarse: un desmonte completo de 1.000 hectáreas.                                “Ocurre que la estancia (El Molino) podría tener un título superpuesto de la propiedad”, conjeturó. El abogado le dijo que, aunque así fuera, existe una orden de no innovar en las 25 mil hectáreas en el proceso por el cual se le ha imputado a Quesnel por vender tierras del Indi. Son dos puntos de gran deforestación. En el segundo, por las condiciones expuestas del terreno, ya no se pudo llegar. En ese lugar, la deforestación se haría por orden “de brasileros”, de acuerdo a las fuentes de la estancia. El fiscal, antes de encontrarse con la evidencia, se había propuesto volver apenas los caminos sean transitables. El fiscal promete cruzar datos, pedir licencias ambientales, porque aun se tratara de un título superpuesto (el Chaco está lleno de títulos superpuestos), a leguas se nota que en la deforestación no se han respetado mínimos requisitos. La tala es completa. No ha quedado un árbol en pie, cosa prohibida. Indi y la Policía La delegación fiscal fue acompañada por delegaciones del Indi, de la Gobernación de Boquerón, la Policía, un equipo de prensa y el abogado y activistas indigenistas. La primera camioneta ser remolcada para salir del fango fue la Mahindra del Indi. Luego le tocó el turno a la delegación fiscal y finalmente a los baqueanos. Cuando se decidió retornar y entrar por la estancia, ya la Policía, la gente del INDI y de la gobernación de Boquerón habían abandonado la expedición. Los trabajadores de la estancia fueron muy amables con la comitiva. El encargado dijo que sí, que efectivamente se había desmotando algo, pero que era parte de la propiedad de la estancia. La superposición de títulos en el Chaco es como “un hotel de tres pisos”, sentenció el fiscal Andrés Arriola. Tierra Viva nos informa que Cuyabia es el nombre de una región conocida por el grupo local Ayoreo Atetadiegosode. En la misma habitan 19 familias desde el año 2010, con respaldo del INDI y la Gobernación de Boquerón. En la región de Cuyabia viven también indígenas en aislamiento- sin contacto en los bosques que quedan. En noviembre de 2012, Ruben Quesnel, ex presidente del Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) decidió la venta y transferencia ilegal de 25 mil hectáreas de la propiedad comunitaria de Cuyabia, parte del territorio ancestral del pueblo Ayoreo. Esta es la vista general del terreno actualmente.