UNA PÉRDIDA INVALUABLE. JUANA CHIQUENO NOS DEJÓ

UNA PÉRDIDA INVALUABLE. JUANA CHIQUENO NOS DEJÓ

Juana Chiqueno, lideresa de la comunidad Isla Alta de Puerto María Auxiliadora nos dejó esta semana. Fue una mujer combativa, frontal y clara en sus convicciones.

Mantuvo siempre una mirada de alerta ante la destrucción del territorio. Fue clave en la protección de sus hermanos aislados, indicando con extrema claridad cómo actuar cuando se presentó el riesgo de contacto con grupos aislados en estancias vecinas.

Cuando vio de que manera las llamas arrasaron gran parte de los bosques ancestrales en Chovoreca, donde vivieron sus padres y ancestros, hizo un llamado pidiendo no olvidar a su hermanos, sus parientes, que viven en aislamiento en sus territorios amenazados por la “locura de los ambiciosos que no respetan a nadie y que nos van a matar a todos y se van a morir ellos también sin el bosque”.

Nosotros también vamos a sentir su ausencia.