CAMPO LORO. ESCASEZ DE AGUA, MENOSPRECIO Y AUSENCIA ESTATAL

CAMPO LORO. ESCASEZ DE AGUA, MENOSPRECIO Y AUSENCIA ESTATAL

El lunes 30 de marzo, ya adentrada la noche, se comunicó con nosotros Aquino Picanerai, líder de la comunidad Campo Loro, para contar cómo se encuentran viviendo en medio de la pandemia del COVID19 y pedirnos que publiquemos sus palabras de descargo, de denuncia y de urgimiento a la atención de su derechos básicos.

Campo Loro es la más poblada de las aldeas ayoreo en el Chaco Central. La propiedad se ubicada a unos 50 Km de la ciudad de Filadelfia, capital del Departamento de Boquerón y a unos 500 Km de Asunción.

El líder se encuentra angustiado. Sobre él pesa la responsabilidad de velar por la vida de las 300 familias de su comunidad mientras sus reclamos no son atendidos por las autoridades locales y nacionales. Espera que sus palabras sean comprendidas empieza diciendo: “Si les llamamos a ustedes no es que llamamos para molestar. Quisiera contar, y que se sepa, que yo veo que a nosotros no nos tratan con dignidad, no nos tratan con igualdad. Nosotros estamos con serios problemas que ahora en la cuarentena se ponen más feos. Yo quiero contar.” Con el compromiso de hacer llegar sus apalabras, compartimos a continuación todo su relato:

Escases de agua
“Aquí el problema es la falta de trabajo, porque nadie sale a trabajar. También hay poco dinero, la comida no va a alcanzar mucho tiempo y hay escasez de agua.

Viejo tajamar de Campo Loro al que hace referencia el líder de la comunidad. Forografía enviada por Aquino Picanerai. 31/03/2020

Como saben, aquí nosotros no tenemos lluvias hace rato. Anoche llovió 120 mm hacia Ijnapui (NdR. Comunidad Ayoreo situada a 50 Km al noroeste de Campo Loro), pero acá en Campo Loro, 0 mm.  Hace 2 semanas trajeron 2 cisternas de agua para 300 familias. Aquí en la comunidad estamos casi 900 habitantes. Muy poca agua nos trajeron. Yo solicité 14 cisternas para repartir el agua en dos aljibes de la comunidad, pero con 2 cisternas no alcanza. Fue la Gobernación de Boquerón la que trajo las 2 cisternas y el problema es que esa agua se debe distribuir en 300 familias y no alcanza. Es la Municipalidad de Filadelfia que tiene que traer el agua, pero como la Municipalidad no trajo ni una gota, la Gobernación asumió un poco.

La gobernación distribuye agua en tres municipios del Chaco: Mariscal, Loma Plata y Filadelfia, pero a nosotros no. No atienden nuestro pedido.

Entonces. el problema es que no hay dinero y hay poca comida, pero lo peor es que no hay agua.

Seguramente la municipalidad y los asesores quieren que usemos el agua de los tajamares, por eso no se ocupan de traernos agua.

La vez pasada yo hablé con los asesores y les dije lo que pasa: “A los animales que se crían acá no les falta comida, tienen suficiente pastura, suficiente agua. Si las vacas se enferman vienen los doctores, porque si se enferman llaman a los veterinarios para atenderles, pero a nosotros no.” Los asesores se miraron unos a otros, pero no dijeron nada.

Así es acá, no hay trabajo, no hay ingreso, no hay agua potable. Hay cobertura de agua para los animales. El intendente y los asesores pretenden que nosotros tomemos agua del tajamar, voy a decir bien eso. Nos instalaron acá una bomba para que la gente pueda tomar agua de los tajamares, pero la gente no quiere tomar eso porque esos tajamares son muy viejos y el agua no es agua potable. Eso es lo que quiero explicar.

Falta de dinero
“Ahora no tenemos dinero, además no hay casi trabajo. En la comunidad, con los asesores, organizamos un presupuesto para cada dos meses, pero ahora se usó rápido porque hay mucha gente, nadie sale porque no hay trabajos.

No hay dinero. Algunos tienen derecho de cobrar teko porä y saldríamos para cobrar, pero no hay nada ahora.

Ahora no hay mucha plata y dice que tenemos que pagar nuestra electricidad. El encargado de la fábrica de electricidad (NdR. Planta Industrial de Filadelfia) dice que tenemos que pagar la cuenta de la electricidad que nos trajeron, porque esa deuda es anterior a un decreto que va a salir. Y no tenemos para pagar. Ellos dicen: “el decreto se habla, se habla pero no se firmó y esa luz tienen que pagar porque es anterior al decreto”, así nos dicen, pero dinero aquí no tenemos.”

El problema con los subsidios de teko porä y adultos mayores
“Acá en nuestra zona hay muchas dificultades para recibir a algunos pagos,  porque teko porä siempre pagaba el BNF. El BNF siempre trajo dinero para pagar a los beneficiarios, pero la última vez ellos le dieron al Correo Paraguayo y el correo hizo más desastres que el BNF. Un ejemplo que puedo contar, porque pasó en mi familia, es que una de mis hijas siempre cobró teko porä cunado trajo el BNF, pero cuando el Correo Paraguayo llegó le dijeron que no va a cobrar, porque ella trabaja en la municipalidad de Filadelfia y tiene un salario de 900.000 guaraníes. No le pagaron. ¿De dónde sale que ella gana ese dinero en la municipalidad?

Aquí tengo que contar algo que me duele. Charles Saldívar, es una persona ausente, ausentísima. Él tiene una oficina allí en la gobernación, pero la oficina está nomás allí. Yo fui este año a Filadelfia 3 veces cada semana y cada vez fui a la oficina de Charles Saldívar y cada vez que fui no se le encontraba. En todo este año él no vino a su oficina.

Nosotros también solicitamos tarjetas de débitos para que podamos cobrar también, como otras personas, porque cobrar con esa caja móvil es complicado, porque cada vez que ellos vienen solo vienen un día, hay solo un día de pago y si uno no está el día de pago ya no se puede recibir otro día. Cuando hay lluvia uno no puede llegar a tiempo y ellos no pagan más. Solicitamos que cambie esa modalidad de pago, por tarjeta, pero ellos ahora le entregaron al Correo Paraguayo y de ahí a muchos no se les pagó. Mucha de mi gente se fue para cobrar como siempre y ya no está en la lista, eso y otros muchos problemas.

Yo ya no sé dónde tengo que reclamar eso. Cuando eso pasó, con lo de mi hija, me fui a la secretaría de la municipalidad de Filadelfia para revisar lo de mi hija. Revisaron y me dijeron lo que ya yo sabía, que ella no trabaja en la municipalidad. Después acudí a una consejera departamental de boquerón, yo pensé que ella iba a atenderme mejor, pero al final ella no mueve casi nada. Después me dijo que llame a tal persona, a tal fulano, pero ellos no quieren atenderme, o sea, atienden el teléfono, pero no quiere seguir mi reclamo. Le llamé al señor Charles Saldívar y él me niega muchas cosas, niega lo que vemos. Él no está en su oficina durante todo 2020. A mitad de febrero le llamé y me dijo que estaba de vacaciones todavía. Y cuando le reclamé los problemas que tenemos acá me dijo que no va a hacer nada porque todos estamos en cuarentena. Esta clase de gente que no quiere hacer su trabajo tiene que dejar y darle el trabajo a otra persona.

Yo digo esto y quiero repetir lo de Charles Saldívar, que no hace bien su trabajo, porque su responsabilidad es anotar a la gente para los subsidios de la tercera edad. Hay una señora, de mi gente, acá, le cortaron ellos el pago de teko porä porque ella ya está dentro de los adultos mayores. Ella ya hizo la solicitud y hasta ahora no le llega. Ya no sé con quién debo reclamar porque este señor nunca está su oficina. Ese es un gran problema para nuestra zona, que el representante de teko porä no viene a su oficina. Necesitamos resolver muchas cosas, pero él no está y no mueve. Es una lástima para nosotros. No hace su trabajo. No está en su trabajo, No cumple su trabajo.

La última vez llamé al señor gobernador, y él me atendió. Me dijo: “Sí. Entiendo. Déjame que voy a solucionar”, me dijo: “pero tengo que preguntarle primero a Charles Saldívar” me dijo. ¡Otra vez Charles Saldívar! ¡Otra vez Charles Saldívar! El que nunca está allí. No es la gobernación que lo contrata, creo yo. Viene de teko porä, de acción social, y cuando pasa algo en verdad no hay con quién reclamar, porque él tiene largas vacaciones, no sé desde que mes, estaba de vacaciones y ahora entró en cuarentena, Pienso que acción social lo contrató y la gobernación le dio una oficina porque su trabajo es una necesidad.  Yo le pedí al gobernador que busque a alguien que se quede siempre acá.

Lo que hay que hacer es dejar de tratarnos con desprecio. Dejen de despreciarnos, le digo a las autoridades nacionales: al señor ministro de emergencia nacional, al presidente de la república. Pongan a una persona responsable, que se quede en esa oficina, que trabaja de verdad, que atienda a la gente. Pongan a un personal permanente en esa oficina que ya facilitó la gobernación.»

El virus y las medidas de protección
«En esta situación del virus no sabemos cómo vamos a seguir los siguientes días. Aquí no llegó ninguna autoridad a preguntarnos cómo estamos o cómo vamos a hacer. Solo los asesores menonitas vinieron y nos contaron del virus, pero ninguna autoridad vino.

Nosotros cerramos los dos portones de la comunidad. La entrada principal por el norte está cerrada para el ingreso y salida de vehículos extraños. Lo mismo con la entrada del sur también, nadie puede entrar por Ebetogue. Nosotros dejamos abierta una entada para las motos y bicicletas de nuestra gente para que salgan a comprar alimentos, si tienen dinero, o cazar y recolectar.»