Resolución del Consejo Nº 37/2002