“ELLOS VIVEN SIN PATRÓN, SIN MISIONEROS, SIN INDIGENISTAS” (MATEO SOBODE)


MateoSeñalando

 


El miércoles 4 de mayo de 2016, Iniciativa Amotocodie presentó al público un informe que habla sobre la situación de los grupos Ayoreo en aislamiento en el norte del Chaco paraguayo entre en 2014 y 2015. Mateo Sobode Chiquejno, experto, conocedor y defensor de los DDHH de los aislados, habló para los presentes.


Mateo Sobode Chuiquejno expresó que debe saberse que los “silvícolas” se hallan en el Chaco paraguayo, pero que frecuentemente hay reportes de presencia de grupos aislados, información que llega desde comunidades Ayoreo ya contactadas en Bolivia (todas en el departamento de Sta. Cruz):

“No sé si ustedes conocen un pueblo de Bolivia que se llama Roboré. Allí viven nuestra gente Ayoreo, ellos trabajan en el parque Ka’a Iya. Allí también hay rastros recientes de gente que sacó caraguatá.  Eso no lo hacen los coñones. Los Ayoreo reconocemos las pisadas, conocemos como son las fibras. Estas son las que se encontraron”.

A Mateo le preocupa que en Paraguay no se toman las medidas de protección que garanticen el respeto a la presencia de miembros no contactados de su pueblo.

“Sabemos que hay grupos ayoreo que caminan en la zona de la frontera de Paraguay y Bolivia, pero si no paramos el trabajo de los ganaderos, los que viven todavía en el monte pronto van a tener que ir todos a Bolivia, porque los que viven en la selva, lo Ayoreo, no conocemos los otros países, las fronteras, no sabemos si estamos en Bolivia o en Paraguay, pero debemos cuidar que nuestros hermanos no pasen la frontera”. Afirmando así que se debe proteger a los grupos aislados en el sitio en el que se encuentran.

A lo largo de su vida Mateo fue ahondando en la reflexión sobre la historia de su pueblo y sobre la importancia de proteger a los aislados. Durante el evento reflexionó:

“Lastimosamente en el pasado los Ayoreo muy fácilmente les seguimos a los misioneros. Porque los misioneros dijeron: ‘mañana a venir nuestro salvador’. Entonces los ayoreo creyeron eso, que mañana llegaba el fin del mundo, y dejaron la selva. Hasta ahora no llegó el fin del mundo. Yo salí de la selva cuando tenía 12 años, ahora tengo como 60 años, y digo esto: ¿Por qué no vino todavía el salvador de los misioneros?

En esa zona andan Ayoreo que se mueven todavía por la selva. No tienen patrón, no tienen misioneros, no tienen indigenistas que les protegen”.

Mateo pidió a los presentes estar unidos en la protección de los aislados, y expresó su deseo de que las instituciones trabajen juntas para conseguir que los aislados vivan seguros en el norte del Chaco paraguayo.