La justicia que no llega

"Es el cierre de la mensura, dicen. Pero nuestros vecinos nunca esperaron. Entraron y tiraron nuestros montes". Es el lamento de Unine Cutamorajna  un par  de horas antes del final del día martes. Llamó por teléfono esperando alguna noticia que postergue una vez más el cierre de la etapa de trabajos técnicos de la mensura judicial que realiza el Instituto Paraguayo del Indígena. Aunque esto no es su deseo.

Algunos miembros de la Comunidad se hallan desde el día domingo en Mcal. Estigarribia, departamento de Boquerón. "Venimos a manifestarnos porque al parecer la Jueza de Mcal. Estigarribia está jugando y a nosotros no nos gusta esa situación. Vamos a ver que pasa. Desde que llegamos hay problemas con la tierra".

Los Ayoreo esperan que hoy, martes 25 de noviembre el proceso avance. Desean que con esto se pueda clarificar la situación de la propiedad en relación con la ubicación de sus vecinos.

Cuyabia es parte del  territorio tradicional de los Ayoreo Atetadiegosode. En la región viven 22 familias que conforman la aldea y también es territorio en uso por parte de Ayoreo aislados, sin contacto con la civilización ni tan siquiera con otros Ayoreo ya sedentarizados.

"Venimos a apurar a los blancos. Es urgente para nosotros saber hasta donde están nuestras 25.000 hectáreas porque ahí si nosotros vamos a defender. Nosotros hicimos nuestras denuncias con nuestro abogado pero los fiscales de Filadelfia tampoco nos defienden”.

Los pobladores de Cuyabia sospechan que la justicia va a tardar en llegar. “Pero nos vamos a manifestar para ver si se apuran.  A ver que pasa mañana. Fuimos al juzgado. Hay nueva jueza. Ella dijo: “yo sí voy a cumplir”. Vamos  a ver”