Monitoreo de señales confirma presencia de nuevo grupo Ayoreo en aislamiento voluntario

Monitoreo de señales confirma presencia de nuevo grupo Ayoreo en aislamiento voluntario

El monitoreo regular durante los últimos siete años muestra que diversas partes del territorio Ayoreo continúan siendo habitadas por grupos que hoy en día llamamos «aislados» o «grupos (o pueblos) en aislamiento voluntario». Son grupos que no han tenido contacto con las sociedades de la civilización no- indígena envolvente, y que hoy rehúsan tal contacto. Viven en sus territorios grupales de manera nómada, siguiendo las pautas de una cultura de vida que desde hace siglos se mantiene en equilibrio con su medio ambiente – el monte chaqueño – sin alterarlo significativamente ni destruirlo.

Viven de cacería y recolección, complementadas por la pesca y algunas plantaciones hechas «al andar» en época de lluvias. Los diferentes grupos no parecen estar en contacto entre sí y se quedan esencialmente dentro de su territorio grupal específico . Tres de los grupos conocidos hasta ahora viven de manera transfronteriza, cruzando la frontera política para ellos invisible que separa Paraguay y Bolivia.

Iniciativa Amotocodie, en cooperación con la Unión de Nativos Ayoreo de Paraguay (UNAP), realiza desde el año 2002 los monitoreos regulares de diversas zonas del territorio Ayoreo en el Norte del Gran Chaco que permiten ubicar las zonas de presencia de los grupos aislados, trazar tentativamente mapas con las zonas de su uso territorial, y a partir de allí determinar zonas de riesgo. Esta información se traduce luego a dispositivos de protección en el terreno mismo, según el caso.

El viaje de monitoreo grande más reciente tuvo lugar en territorio Boliviano, donde, conjuntamente con Ayoreo de Bolivia, se pudo confirmar la presencia transfronteriza de dos grupos ya percibidos con anterioridad, y la presencia de un grupo hasta ahora no visible para la sociedad envolvente, a tan solo 120 km al sureste de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra (ver ángulo noroeste extremo del mapa en esta misma página, más abajo), en una zona sojera, altamente contaminada por agrotóxicos. La información pertinente fue entregada a las instancias competentes del Gobierno de Bolivia.

Con esto, se cuenta con por lo menos seis grupos ayoreo aislados, con una población estimada en entre 50 y hasta 120 personas (el conjunto de los grupos).

Todos estos grupos se salvaron hasta ahora de la «limpieza étnica» protagonizada por los misioneros desde los años 40 (Bolivia) y 60 (Paraguay), pero hoy sus territorios y su vida cotidiana y su futuro están bajo una amenaza cada vez más aguda, dada la acelerada y violenta extensión de los desmontes para ganadería, las invasiones del territorio con picadas de prospección petrolera, la aniquilación de cauces hídricos, y las plantaciones agro- empresariales.

Las acciones de protección por parte de los estados (Bolivia y Paraguay) se encuentran aún en un estado muy inicial. Mientras, las propias organizaciones y asentamientos de los Ayoreo ya contactados, con ONGs y habitantes de la zona tratan de proveer una protección mínima, pero insuficiente tomando en cuenta la envergadura de las amenazas.

Benno Glauser

Presencia de los aislados Ayoreo en Bolivia, 2009
Presencia de los aislados Ayoreo en Bolivia, 2009

Informe de monitoreo, Santa Cruz, 2009